viernes, 18 de abril de 2008

LLUVIA


Hola, amor, Mi Dueño:
Hoy te escribo sin que sepas nada,
una carta al olvido, o al infierno,
porque sólo en cenizas acabará esta carta.

Afuera llueve, sin descanso ni consuelo,
y es trueno mi alma desgarrada;
Hoy no te he visto, pero acaso sin quererlo,
echo de menos tus manos en mi espalda.

Sé que duermes, y que tu alma es puro fuego
que en mi cuerpo, por miedo, no desatas.
No temas, al cabo de los siglos yo te espero
para ser tormenta, viento, sangre... o acaso nada.

Tú lo sabes, he salido, mas ante otros llevo tu yelmo,
llevo sin tí tu armadura, y acaso también tu espada.
Luzco mis cicatrices, como heridas de batalla:
Tu morder y tus grilletes, tú lo sabes, siempre me atan.

6 comentarios:

Tarha dijo...

Simplemente...hermosas palabras.
Tarha

JEZABEL dijo...

Muchas gracias, Tarha. Se agradecen las tuyas. Nos leemos.

Jezabel.

AMANDA dijo...

jezabel vengo a decirte que efectivamente hemos leido tus comentarios. Gracias por tus conceptos hacia ambas. cuando vayas por favor siente como en tu casa.
Besos

JEZABEL dijo...

Amanda, acabo de leer tu comentario. Me ha hecho mucha ilusión. Muchas gracias por tus palabras. Y más por decir que cuando os visite me sienta como en casa, aunque, a decir verdad, aún sin conoceros, ya me sentía cómoda y relajada allí, veo que hay muy buen ambiente. Muchos besos para ambas, respetos para tí y reitero las gracias. Muack!

Jezabel.

Juan Antonio dijo...

Jezabel, es hermosa también la ausencia. "Al cabo de los siglos yo te espero..." Fidelidad llena de lucidez y anhelo.

"... una carta al olvido, o al infierno, porque sólo en cenizas acabará esta carta." Cuánta razón en tu oscuro lamento. El infierno, con su fuego eterno, el olvido, con sus pétalos marchitos... todo es cenizas al cabo de los siglos.

Besos.

JEZABEL dijo...

De nuevo te doy las gracias. No tengo palabras para describir la belleza que hay en tu comentario... y el entendimiento, ciertamente.

Un beso,

Jezabel.