viernes, 10 de diciembre de 2010

ESCÚCHAME


Escúchame,

que te haya visto hoy

no quiere decir

que me rinda,

por más que mi pulso se acelere

al verte tras tanto tiempo...


Pudiste ser mi Amo, mi Amor,

pudiste ser tantas cosas...

te he dado la espalda,

-fui yo, quien, a mi pesar,

te dejó sin mirar atrás-,

he pasado por varias muertes,

en todas lamenté no despedirme

de mis seres amados, e incluso

de tí, que fuiste el más odiado,

pero estoy aquí,

resistiendo al oleaje tormentoso

de tu mirada amparada en la sombra...


Escúchame,

he maldecido tu recuerdo,

ahogué al fantasma de tu aliento

tan cercano cuando no debía,

añoro tu cuello,- tantas lunas juntos...-,

expuesto a la cruda luz fluorescente...

Y miro a otro lado,

-cualquier lado que no sea tu risa-,

y triunfo hasta el punto

que nadie me ve apretar los puños

en mi abandonado regazo...


Escúchame, ni siquiera

me digas hasta pronto,

que no atenderé a tus llamadas,

que apagaré mi teléfono

y te cambiaré

por cualquier amor de madrugada...


Escúchame, que yo, dolorida

y exhausta, no te miraré

cuando tu me mires,

que yo te adoraré de lejos,

anhelaré tu sangre más que nunca,

y soñaré tu muerte

como tú, sin saberlo,

provocaste las mías...


Escúchame,

aléjate de mí, que temo perderme,

vuelve a tu refugio, aléjate de nuevo,

no sonrías,

vete,

vete,

vete...


P.D:- La foto es del lugar donde pasamos las últimas noches... Lugar maldito y añorado como pocos...

4 comentarios:

mey dijo...

Potentes letras... Llenas de todo y de nada a la vez.. Besos a la distancia.

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Tanto dolor se agrupa en mi costado... bueno quizás haya amores no recomendables. En cuanto al lugar, recuerdalo como lo que fue, pero sin adjetivos, ni bueno, ni malo.

Un abrazo y feliz navidad

Sailor© dijo...

Eyyyyy!!! Feliz año nuevo 2011!!! Recibe este nuevo año con los pies descalzos y el corazón abierto!!!

Jordim dijo...

a veces hay que dejar libre a Julieta..