miércoles, 1 de octubre de 2008

SÓLO UNAS PALABRAS




Estás en mí,
en mi cuello, en mi pecho,
en mi boca, mi sexo...
Todo es de tí.


Estás en mí,
eres mi dulce sueño,
la pesadilla que yo temo,
Mas siempre estás ahí.
Estás en mí,
cuando ordenas y te acato,
cuando tus ojos son los ojos de un extraño...
Sigues en mí.


Estás en mí,
cuando me muerdes fiero los labios
y en tus besos suspiro y sangro...
Entonces penetras en mí.

Estás en mí,
a través de la vida y de la muerte, tú lo sabes,
acortas mi respiración con tus manos suaves...
Siempre en mí...



Siempre en mí...
T.D.D.U.P.(Till Death Do Us Part)






4 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Sumida en la penumbra de esta estancia donde apenas se escuchan los ecos de tus palabras consumidas por el dolor y la sangre de tus labios... voy desgranando cada uno de tus latidos que me llevan a instantes de un pasado apasionante y misterioso.
Quiero también agradecer tu presencia y la naturalidad con que has plasmado tu opinión acerca de mi novela. Sólo me queda esperar que los nuevos capítulos que vaya publicando en el futuro también sean de tu agrado.
Besos multicolores!

BELMAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BELMAR dijo...



Un beso para tí...

«La vida es una bestia estúpida...» Stella Díaz Varín

BELMAR dijo...



"Te juré no escribirte. Por eso estoy llamándote en el aire
para decirte nada, como dice el vacío: nada, nada,
sino lo mismo y siempre lo mismo de lo mismo
que nunca me oyes, eso que no me entiendes nunca,
aunque las venas te arden de eso que estoy diciendo."

Gonzalo Rojas ("Retrato de mujer", 1957)