sábado, 4 de octubre de 2008

A DISTANCIA




Bueno, esta vez no me andaré con rodeos. Acabo de recibir una llamada de él (la mayúscula cuando lo merezca, como el respeto), y, no sólo me he dado cuenta de que mi tendencia a la rabia y otras cosas peores vuelve a renacer con la distancia, sino que empeora...



Me explico: Tras dos años y pico de casi no quedar nunca y de encuentros "casuales", (pues siempre sabíamos por dónde deambulaba el otro), se despidió de su trabajo (V.S.) y durante casi tres meses no me dejó ni a sol ni a sombra, con lo que, idiota de mí, me acostumbré DEMASIADO a él. Y como consecuencia de esto, cuando un ex-jefe suyo le ha ofrecido un trabajo de una semana en la Feria de Zafra, (un pueblo de por aquí...), él lo aceptó. Pero lo que yo no pensé fué que mi rabia superaría a mi amor y sumisión. Hoy no me siento sumisa. Hoy me siento, en esta noche en que acabo de terminar mi hipócrita conversación y de mandarle un sms no tan hipócrita, (y eso que me he contenido), me siento con ganas no de azotar, sino de arrancarle la cabeza o de desear que su salud, que en estos últimos tiempos era levemente precaria, empeore de pronto y le obligue a, ya que debe no verme en estos días, que no me vea por estar ingresado. Ya, ya sé... Suena horrible, pero así es...



Me ha dicho con toda calma que no debemos vernos porque él, si está solo, toma dos o tres cervezas, pero si está conmigo, se enrolla más tiempo del debido, pues se levanta a las cinco y media o seis. Vale, hasta ahí llego, pero que me dijera que hoy habían llegado tarde a Badajoz porque el bus tuvo que esperar a "una compañera que no sabía la hora de irnos de la feria"(en mi sms, "una furcia despistada"), cuando él dijo que dicho autobús no esperaba a nadie y que llegaban cada noche a cosa de las nueve... En resumen, que nada cuadra.

Apagué el teléfono para no darle opción a contestar y... (vaya, tras una hora y pico, lo enciendo y llama al momento...)

Bien, sigamos... Hemos hablado y no hemos hablado: Parecía que hubiera comunicación, pero era un espejismo. Me dijo que porqué le enviaba mensajes desconfiados, y me hice la buena y le dije que me sentía triste y que estaba mala con fiebre, (lo cual es cierto), y que me disculpara... (Ya me había medio desahogado...)

Pero lo más terrible de todo esto no es que él se tome dos o tres, -o cuatro, para el caso-, cervezas sin mí, sino que ¡ME HA DADO PERMISO PARA SALIR A DAR ALGUNA VUELTA! De acuerdo, diréis "¿Y qué?", pues que él me había ORDENADO QUE NO SALIERA, con lo que esto, para mí, es un síntoma de que le da igual lo que yo haga (no de confianza, pues este hombre no confía ni en sí mismo)...

Estos días atrás me dijo que mientras trabajara él, yo no me moviera de casa más que para lo imprescindible, que si no me castigaría... y ahora... ahora... me dice que tengo permiso para salir "aunque sin pasarme"... ¡Bah! Se la está buscando.

Le amo aún, son las dos menos cuarto casi de la noche y sé que él, a las cinco y media, se levantará, y me debato entre el deseo de mandarle un mensaje deseándole buen día, o no dar señales de vida para que piense lo peor... No lo sé. Sólo sé que le quiero y le echo de menos, y que no es justo conmigo. No se puede jugar con los sentimientos de nadie, y menos de alguien tan entregado como yo lo estaba... hasta antesdeayer... Sabe que quiero obedecerle en todo, mas si no me ordena, si no me guía, si no me manda, si no me maneja, (aunque suene mal)... ¿qué será de mí?

Ojalá cuando acabe esto esté como antes conmigo, sólo pido eso. Sólo conmigo, aunque no se decida a ordenarme o atarme. Sin él a su lado, me pierdo, y la rebeldía me llama con voz tan potente...

Nunca soporté las relaciones, por efímeras que fueran, a distancia...

7 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Si necesitas órdenes pues primero cuídate a ti misma porque estar con fiebre disminuye las defensas y no te ayudará a mejorar ese bajón emocional que tienes ahora.

Deja que el tiempo pase para poder hacer juicios más exactos acerca de si está o no con otra u otras... Así luego, estarás más fría para decidir si te merece o no la pena ese hombre.
No es conveniente ponerle las cosas tan fáciles porque así él no va a darse cuenta nunca de lo que le estás dando y no lo valora.

Bueno, espero que no desfallezcas en este intento, piénsatelo y actúa a tu favor.
Besos multicolores y ánimo!

monah{Rk} dijo...

Niña, paso por aquí a saludar y me quedo muda ante tanto dolor... no sé qué decirte salvo que tengas paciencia, que pienses en tí y tomes una decisión cuando sea el momento...

Entiendo que no ves con claridad... te deseo lo mejor, de verdad...

Un beso

BELMAR dijo...

un gran abrazo para espantar malos espíritus...

Milagros Sánchez dijo...

¿Qué tal te encuentras de ánimos?... Venga niña, que nadie te quite el sueño ¿de acuerdo?...

También quiero agradecerte el comentario que dejaste en el slide, menos mal que por mail me avisaron pero lo desconocía porque no aparece visible.
Besossss multicolores!!!!

Esclavo de OBSSESION dijo...

Habitualmente nuestros Amas/os nos plantean este tipo de escenarios, desafiando nuestra esencia sumisa, haciéndonos replantear un montón de cosas, que al final lo único que hacemos es corroborar lo entregados que estamos a ellos, de lo contrario no estarías como estas.
Entrégate a tu esencia sumisa y serás libre de que tu mente te domine, al final sabemos que siempre seremos de ellos, entregados totalmente con cariño y una confianza absoluta.
No dejes que tu mente te domine.
Se FELIZ
Saludos
Hernán

flordelis {SAA} dijo...

Paso a saludarte deseosa de que ya te encuentres mejor.
Es cierto que no debemos dejarnos dominar y todo... pero es tan difícil.
Soy una sumisa muy celosa. Te comprendo
Pero también es ciero que nos enrollamos mucho mas de lo debido a veces y que las defensas bajas no son buenas consejeras
Te dejo un enorme beso
flordelis {SAA}

Xineff dijo...

La distancia? Duele..duele el alma, como una daga q se clava atraves de la niebla..empujas y empujas y siempre tendras la sensacion de quedarte corto..q no alcanzas...maldita esta distancia q une y separa.